Vestida de marca al mejor precio

Cuando no hay tiempo que perder y somos habituales de una marca en concreto, las tiendas de outlet online pueden ser una buena opción. Aunque al principio eran algo desconocidas y a veces incluso creaban desconfianza, cada vez más gente compra prendas de su marca favorita a precios muy interesantes.

Al igual que hacen un favor a los clientes con ajustados presupuestos, pero que quieren estar a la moda y cubrirse de marcas, a los fabricantes les viene de perlas para vaciar y recuperar algo de lo invertido en su producción y vaciar sus almacenes de stock de manera rápida y más o menos barata.

Así, se hacen un favor mutuo y todos tan felices y contentos. Este tipo de webs son un buen recurso para llenar nuestro armario de vestidos, pantalones, camisas, cinturones, bolsos, pañuelos por un módico precio y sin salir de casa, pero sin el ambiente especial de una tarde de compras con mil bolsas en la mano y muchas prisas.

Múltiples opciones

Sin buscar demasiado en la red, podemos encontrar muchas páginas de complementos, ropa, accesorios para el hogar, sobre todo enfocadas al público femenino, con diseños web muy atractivos y coloristas y mensajes subliminales muy potentes. Es difícil resistirse cuando un vestido de marca esta al 70% de descuento y te encanta, pero hay que intentar mantener la cabeza fría.

Además, utilizan el juego de “apadrinar” para conseguir más usuarios, ofreciendo descuentos o ventajas para la siguiente compra tanto al nuevo usuario como al antiguo. Si yo te apadrino a ti y tú compras, los dos tendremos un descuento o una ventaja en la siguiente compra. Si yo te apadrino pero no compras, entonces yo no tendré ese descuento y eso es lo que fomentan, que yo te “presione” a ti para consumir y sacar provecho de tu adquisición.

Así se compraré en el futuro

Está todo muy estudiado, medido, coordinado y sobre todo, dirigido.  Usan la información de los usuarios para enfocar mejor su modo de publicidad y sacar mayor partido a sus campañas de venta en la red.  Y esa va a ser la manera en la que compremos todo en el futuro, por falta de tiempo, de ideas y de dinero contante y sonante en el bolsillo.

Ellos se aprovechan de la necesidad de la gente sin grandes recursos, porque a algunas personas, taparse con grandes firmas les hace sentirse mejor y dar a entender que pertenecen a una clase social acomodada a  la que en realidad no pertenecen, les da más seguridad y confianza en sí mismos.