Secretos para comprar online de forma segura productos y servicios de salud

Pastillas

La web es un medio muy eficaz y conveniente para realizar comparaciones entre los precios de los medicamentos, investigar sobre disímiles servicios y productos de salud y una buena forma de estar preparado para tu próxima consulta con el médico. Sigue los consejos que más abajo te doy para que puedas realizar investigaciones y compras seguras e inteligentes de diversos productos y servicios de salud en línea.

Conocer con quién estás tratando

Antes de suministrar cualquier tipo de información de carácter personal o financiera por Internet, ya sea para la compra de algún artículo o acceder a información suplementaria, recuerda que en la actualidad es muy fácil para cualquiera abrir una tienda virtual online. Si estás pensando en adquirir medicinas u otros productos de salud con una empresa o sitio web desconocido es recomendable realizar primero algunas indagaciones para mayor tranquilidad:

  • Confirma la dirección física y el teléfono del vendedor online para asegurarte de que existirá alguien a quién reclamar o dirigirte en caso de cualquier ayuda que necesites.
  • Realiza una búsqueda en Google u otro buscador reconocido, del nombre del sitio web o la empresa, asegúrate de revisar más allá de la primera página de resultados de búsqueda indagando sobre opiniones y comentarios desfavorables. Si estos últimos abundan, es mejor que vayas a comprar a otro sitio.
  • Busca los indicadores de que el sitio es una web segura como que la dirección de URL comience con https. Evita los sitios que piden información personal por vía del correo electrónico o que solicitan transferencias de dinero en efectiva a través de otros servicios de trasferencia monetaria.

Analizar la fuente

Cuando estés investigando sobre algún medicamento o buscando información sobre otros servicios de salud, es altamente recomendable conocer la fuente desde donde estos datos provienen. Los sitios gubernamentales (la dirección URL termina en .gov) son por lo general una buena apuesta (por ejemplo MedlinePlus.gov), igualmente confiable resulta la información de universidades o escuelas médicas las cuales reconocerás porque el nombre de dominio finaliza en .edu.

Otros sitios de organizaciones no lucrativas (sus URL casi siempre finalizan en .org) pueden ofrecer información valiosa y confiable aunque pueden existir también webs fraudulentas de tipo .org. En MedlinePlus.gov encontrarás una extensa lista de sitios y organizaciones donde puedes obtener información segura online.

Compra solo medicamentos aprobados por las Asociaciones de Salud Gubernamentales autorizadas de tu país u otras reconocidas a nivel internacional

Las tiendas de productos de salud online, como cualquier otra tienda virtual por Internet, puede ser un medio empleado por los ciberdelincuentes para estafarte o perpetrar el robo de identidad. Asegúrate de que los sitios donde pretendas realizar compras de productos o servicios de salud tengan bien visibles los sellos y logotipos oficiales de organizaciones reconocidas internacionalmente, además de que ofrezcan las garantías y la posibilidad de la devolución del dinero si no te satisface la compra.

En sentido general, que la web ofrezca un ambiente de legitimidad y seguridad para evitar terminar comprando falsificaciones, medicamentos vencidos, contenientes de ingredientes peligrosos o pagar por algo que nunca recibirás.

Casi siempre las tiendas online de productos de salud de mayor reputación tienen las siguientes características:

  • Te solicitan la prescripción de un facultativo para adquirir medicamentos.
  • Poseen un farmaceuta reconocido que responderá a todas tus inquietudes.
  • Suministran la dirección física y teléfonos reales y comprobables de la ubicación del negocio.

Consulta al doctor u otro profesional de la salud

Si das una mirada a Internet buscando información sobre algún medicamento o respuestas a preguntas sobre la temática de salud, encontrarás infinidad de sitios y anuncios de píldoras que hacen fantásticas promesas y que parecen maravillosos pues curan tal o mas cual padecimiento, o te hacen perder peso en tiempo record sin hacer ejercicios y sin cambiar tu dieta.

Desafortunadamente la mayoría de estos medicamentos son ineficaces, y en el mejor de los casos, comprarlo significa una pérdida de dinero, y en el peor existe el riesgo de adquirir alguno que pueda resultar perjudicial para tu salud.

No confíes en un sitio solo porque este aparente ser muy profesional, por sus supuestas historias y testimonios reales de clientes agradecidos, o porque a cada paso veas las frases “descubrimiento científico”, “remedio antiguo” o palabrería técnica sofisticada. Los estafadores son muy creativos, las historias pueden ser inventadas, las imágenes y videos hechos por actores, y los testimonios pagados para ensalzar un producto.

Antes de pagar por cualquier producto o servicio de salud la primera fuente de información es tu doctor. Este te informará sobre los beneficios y riesgos reales del medicamento o tratamiento, los resultados de investigaciones científicas y los efectos que pueda tener la interacción con otros medicamentos o alimentos que estés tomando.

Por último te recomiendo ante el descubrimiento de cualquier fraude en Internet en el tema de salud, medicamentos y similares reportarlo a las autoridades competentes para evitar que otras personas sean estafadas y ayudar a combatir a estos ciberdelincuentes.