Más tiendas televisivas

Hace unas semanas, nos vestíamos en “El armario de la tele”, una tienda que pertenece al grupo Antena 3. En ella, recordemos, podíamos elegir la prenda que más nos gustase a través de su marca, de a qué parte del cuerpo estuviera destinada o del presentador o personaje a quien se la hubiéramos visto puesta en la pantalla.

Porque de eso se trataba: de una tienda con un escaparate abierto al mundo veinticuatro horas al día que convertía buena parte de la programación en un descomunal spot publicitario. Pero no sólo Antena 3 explota esta idea ni sólo podemos encontrar ropa en las tiendas de las cadenas.

El grupo Mediaset España (Telecinco, Cuatro, Factoría de ficción, La Siete, Boing, Divinity y Energy) también ha convertido sus cadenas en un inmenso anuncio, sólo que en este caso lo que venden en tienda.mediaset.es son accesorios, regalos, DVDs, juegos, libros, música, productos oficiales de diferentes series, programas y películas… y sí: tienen una sección de textil, sólo que las prendas también se relacionan con el merchandising de los diferentes espacios de los canales.

Unos Reyes con retraso

Me temo que al camello del rey mago de mi sobrino Pedro se le ha pinchado una pezuña y que el regalo de Gaspar, su rey, llega un poco tarde (traducido: me he olvidado de su regalo: se lo compro ahora mismo, para entregárselo, más o menos, pasado mañana).

El chico ronda los diez años y es un fan acérrimo de Tadeo Jones. Me voy, pues, a la sección de “juegos”… ¡Halaaaa! Diecinueve juegos de mesa. De ellos, una Tablet, un walki talki y dos juegos de mesa llevan el sello de esta película, en cuya producción ha participado Mediaset.

Juegos de todo tipo

Descartado el walki como juguete que ya tiene, aunque sea de otra marca, y la Tablet como utensilio pensado para chicos un poco mayores, nos quedan los dos juegos de mesa. Uno de ellos es el de “Adivina el personaje de Tadeo Jones”, que descarto porque para un fan como este muchacho no supone reto alguno. Me quedo con el “Juego de mesa de Tadeo Jones”.

19,95 euros por una aventura de sobremesa. Pincho en “comprar” y en “añadir al carrito”. Sigo adelante en “realizar compra”, tras ver la factura desglosada. Es ahora cuando me suman los gastos de envío, de modo que el total se me queda en 24,90 euros. Pago con mi tarjeta de crédito… y a esperar sólo un par de días. Lo que se tarda en reparar un pinchazo en el casco de un camello…