Llega la fotodecoración a nuestros hogares (I)

Cada vez es más fácil decorar nuestro hogar con piezas totalmente personalizables y con mucho estilo. Una manera muy sencilla de crear nuestros propios diseños y hacerlos nuestros es la cantidad de productos que en los que podemos poner las fotos que queramos, incluso añadirle algún texto… Cada vez más gente recurre a estos productos para hacer de su casa un espacio diferente al de cualquier otro.

Una de las opciones más utilizadas es el Fotolienzo y de esos y otros productos saben mucho en www.ikatz.com. Existen muchas opciones en cuanto a soportes en los que imprimiremos esa foto que tanto nos gusta. Tenemos que ver que tipo de estilo queremos darle a la estancia donde vamos a colocar la imagen elegida, porque según el lugar elegido, quizás un material u otro se adapte mejor al resultado final.

Una de las opciones más comunes y probablemente, más extendidas es la de volcar la imagen a un lienzo. Como los lienzos sin marco se siguen llevando en los últimos años, también siguen estando de moda. En realidad, es un cuadro con una foto que podemos adaptar al tamaño que queramos y sin ningún problema a la hora de imprimir las tintas de manera perfecta.

Impresión en Foam

Realmente es una opción muy estética. En la web de Ikatz podremos encontrar la opción de imprimir la foto que queramos sobre este tipo de material. Es como si la imagen sobresaliese de la pared, porque la foto está impresa por encima del Foam y con papel fotográfico de alta calidad. Para poder personalizarlo aun más, se puede elegir entre una gran gama de colores el que más se adapte a nuestra decoración.

Si os convence está idea, y para ahorrar gastos de envío, lo podréis recoger en cualquier tienda Ikatz sin ningún coste en un periodo de tiempo de 4 a 7 días. Además, no tendrás que hacer nada extraño, ni prepararlo para poder colgarlo, todo viene preparado para que simplemente lo pongas en su sitio.

Regalo ideal para todos

La verdad es que un regalo de estas características gusta a cualquiera. Diría incluso, que está muy dirigido a aquellas personas muy sentimentales que valoran más los obsequios  emocionales que los materiales. Si tienes en tu alrededor personas a la que quieres ver como se le ilumina la cara al abrir el envoltorio de papel de regalo, creo que con este regalo acertarás seguro.