IKEA

La gran empresa que empezó humildemente con un comerciante de muebles sueco que montó una tienda ya es conocida en todo el mundo. Por esto tienen tiendas en todos los sitios, cada una de las cuales es enorme, donde la gente puede ver muebles y habitaciones enteras e incluso “pisos” pequeños con combinaciones distintas. Esto es un punto a favor de dicha empresa, puesto que no es lo mismo ver un mueble solo que una habitación entera de la que puedes comprarlo todo y hacerte una idea de cuál te gusta más, si es cómoda y práctica…

Si alguien tiene que mudarse o remodelar un piso entero muy probablemente acudirá a Ikea alguna vez, aunque sea solo para mirar. Empezar una decoración así desde cero, con solo las paredes y poco más es difícil, y hacerse alguna idea no está mal, puede ser de gran ayuda.

Historia resumida de IKEA

Desde joven el creador de dicho negocio siempre quiso hacer algo así, aunque no sabía que llegaría a tal magnitud, y empezó antes de tener 18 años con su primera tienda. Después de estudiar plenamente las mejores opciones, como el auto montaje, característica de Ikea, como conseguir el precio ideal, como exponer los muebles… Al parecer durante los años en los que fue mejorando esta combinación consiguió llegar a la combinación prácticamente ideal, la prueba de ello es que actualmente esté en Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Japón, Rusia y una infinidad de países.

El nombre lo consiguió de las iniciales de su nombre y apellido, el nombre de la granja donde se crio y su pueblo natal.

El éxito de Ikea ha sido tal que lo ha convertido en el quinto hombre más rico del mundo, aunque él es una persona muy sencilla, cosa que dice mucho a su favor y a pesar de disponer de un patrimonio de más de 40.000 millones no viaja en clase superior en avión, tiene un coche de hace 20 años, se aloja en hoteles normales y muchos detalles parecidos.

Estructura de las tiendas IKEA

Como ya hemos dicho antes las tiendas son muy grandes. La estructura general de cada una de ellas está estudiada minuciosamente, evidentemente de una forma puramente comercial aunque eficaz. A pesar de que parezca aleatorio se organiza de tal modo que para ir a cualquier sección tengas que pasar por todas las otras, haciendo un recorrido. Esto tampoco está mal si no tenemos prisa, ya que así puedes ver el resto de combinaciones. Además se puede observar que el restaurante está situado de modo que lo veas al entrar y al salir. Sobre el restaurante solo hay que decir que está muy bien de precio y calidad.  

 

Ver de primera mano lo que vas a comprar

Este rasgo de Ikea es muy interesante, ya que te haces una idea muy fiel de lo que te gusta y además tienen en su web y en las mismas tiendas unos simuladores de habitaciones con los que puedes ver que muebles te cabrían, solo valido para los de su misma marca, claro.

Algo interesante es que en muchos modelos de muebles, con un nombre sueco difícil de pronunciar, hay la posibilidad de escogerlo en diferentes tamaños y colores, y esto da una opción de poderlo elegir a nuestro gusto y necesidad, adaptándose en cualquier hogar.

No todo el mundo quiere ambientar su hogar con el mismo estilo, pero Ikea cuenta con ello, y ofrecen muebles de todo tipo, modernos, rústicos, prácticos y baratos, funcionales, simples… hay para todos los gustos.

El hecho que te los tengas que montar tú mismo tiene muchas ventajas, las principales son el transporte y el precio. El precio de los muebles de Ikea es muy atractivo, y lo mejor es que la calidad es buena igualmente, aunque tienen, por ejemplo en los cojines, un intervalo de precios, materiales y texturas, que se puede elegir según el presupuesto y gusto propio. A pesar de ello montarlos tendrá una dificultad, que variará dependiendo del mueble. Pero si a alguien no le gusta la idea de montarse su mueble siempre puede contratar el servicio para que te lo monten ellos.

A pesar de que mucha gente tenga el mismo mueble que tú en el piso, casa o lo que sea será diferente, así como la estructura del mismo, por lo que no se verá un lugar sin personalidad, siempre podrá tener nuestro toque personal, que es lo que busca todo el mundo al decorar un espacio.

En conclusión, Ikea es un buen sitio para buscar referencias a la hora de adornar, y la gran cantidad de combinaciones posible que hay es muy interesante. Evidentemente un mueble de Ikea puede quedar muy bien con otro que no lo sea, e incluso se puede comprar tan solo una estantería, nada nos obliga a decorarlo todo con el sello de Ikea.