De compras cómodamente

Bien, en la actualidad muchos son los que hablan de la pereza que les entra al tener que ir en estas fechas a realizar las típicas compras de navidad, los regalos de reyes, el ir al supermercado a comprar las cosas para la cena de Nochevieja…

Pues bien, cada vez más, los españoles utilizamos esa excusa para, sin movernos de casa, realizar cada una de las tareas que en estas fechas al parecer son de carácter obligado. Para ello y según un estudio, la gente cada vez más opta por realizar por internet todas esas compras que nos llevaría todo un día, como mínimo,  realizarlas.

Desde casa es fácil, rápido y sencillo.

Los motivos por los cuales cada vez son más los que optan por esta opción podrían ser las que a continuación paso a detallar. La incomodidad de tener que pasar un día haciendo cola e ir de tienda en tienda. Esperar a tu pareja a que por fin llegue a la tienda porque pasea sin piedad, y deseando que llegue la hora de irse.

Poder realizar compras en cualquier tienda sin preocuparte en qué ciudad estés o si no tienen talla en ese momento. De escoger el producto que más te guste sin tener que aguantar literalmente al típico vendedor que insiste (a veces, para ganarse su módico porcentaje) para que adquieras sí o sí lo que te ofrece.

Todo son ventajas

Por la comodidad de que ya no tendrás que ir cargada con cien mil bolsas hasta el coche, que por la aglomeración de gente en estas fechas siempre acabas aparcándolo muy lejos, ya que te lo envían a casa en algunas ocasiones con gastos de envío gratis.

Y, requisito bastante importante: podrás realizar tus compras en el momento que quieras, sin limite de horarios. Las tiendas online nunca cierran. Podrás comprar cuando quieras. Da igual que sean las 11:00 de la mañana, que las 03:00 de la madrugada.

Mucho y muy variado

¿Cuántas veces te has sentido súper híper agobiado/a por muchas de estas cosas? Este sería realmente un gran motivo para realizar todas tus compras por internet. También y otra de las cosas muy a tener en cuenta es la cantidad y la gran variedad que las tiendas online nos ofrecen.

A todo el mundo nos gusta entrar en una tienda y tener donde elegir para poder escoger entre una gran variedad de productos. Así, siempre tendrás más posibilidades de comprar el producto que mejor se adapte a tus necesidades, tu bolsillo y por supuesto a tu gusto. No hace falta decir que en una tienda online existe más cantidad de productos y se tienen más servicios donde elegir, puesto que Internet no tiene límites de espacio de ningún tipo.

Tranquilidad y buenos… vendedores

Otro factor muy importante es el estrés que genera un día de compras por el centro de la ciudad, si lo comparamos con la relajación y la tranquilidad con las que, desde tu silla, puedes optar a las mismas o incluso mejores opciones.

No tener que encontrarte con vendedores que por su inexperiencia  no saben cómo venderte un producto o simplemente insisten porque tengan detrás a un encargado pesado por llegar a un límite fijado de comisiones al cabo del mes.

Atención personaizada

Sin nombrar que en casi todas tus compras online dispones de un apartado donde poder contactar de manera personalizada con atención al cliente y de las múltiples ofertas, promociones, consejos etc, que generalmente en sus redes sociales aparecen, pudiéndose beneficiar en cualquier momento de la que más se ajuste a tus necesidades.

Además, no tienes que preocuparte por cómo pagar por Internet si eso de poner tu tarjeta te da un poco de apuro o desconfianza. Existen muchas maneras de pagar por internet: Transferencia bancaria, tarjeta de crédito, contra reembolso, o Paypal… de manera totalmente segura.

Podrás elegir la que te inspire mayor confianza o la que mejor te venga en ese preciso momento. Todas estas formas son 100% seguras. Un ejemplo claro es Paypal y la de millones de personas que lo utilizan.

Y por último y no por ello menos importante, los precios. En muchas ocasiones nos preguntamos, ¿porqué los precios suelen ser más baratos por internet que en una tienda física?

Pues bien, un posible motivo es la cantidad de gastos que no tiene una tienda online frente a los muchos y variados gastos que presenta una tienda física.

Desde personal hasta alquileres, pudiendo por internet obtener el mismo producto pero a más bajo coste.

Por todas estas razones espero que ya podáis elegir la forma que mejor os convenga según las necesidades y del tiempo que disponga cada uno de vosotros.