Con PayPal tienes un pago seguro

Seguro que estás cansado de escuchar en más de una oportunidad la advertencia en la que se te dice no revelar tus datos bancarios; sin embargo, muchas veces te has visto tentado en comprar algún que otro producto en Internet, ya sea porque es una oferta muy interesante, porque la tienda que has encontrado vende sólo online el producto que tú deseas o simplemente porque te da pereza salir de casa.

Compra segura con PayPal

Pero, a la hora de pagar, vuelve otra vez a tu cabeza el sabio consejo de no revelar tu información bancaria, tanto tu número de cuenta como los datos de tu tarjeta de crédito o débito. Y ahí mismo te surge la duda ¿Pago o no pago? Y si lo hago, ¿no estaré revelando mi secreto mejor guardado? Pues bien, existe un sistema en Internet que te permite pagar cómodamente tus facturas sin necesidad de hacer llegar tus datos a terceros; para ello, te estoy hablando del pago por vía PayPal.

Ahora bien, ¿qué es PayPal? Según la información que se nos ofrece en su página web, PayPal es una manera segura de pago y cobro por Internet en la que cualquier persona puede enviar o recibir dinero de manera inmediata. El único requisito indispensable es tener una dirección de correo electrónico y una cuenta bancaria o tarjeta asociada a tus datos de usuario.

De este modo, sólo compartes tu información financiera con la base de datos de PayPal, que hasta el momento ha demostrado ser muy segura, y así puedes realizar las compras o ventas las veces que quieras y con quienes quieras sin necesidad de hacerles llegar tus datos financieros.

¿Cómo funciona? Es lo más sencillo del mundo. Lo primero que tienes que hacer es darte de alta en su página web. Introduces todos los datos que se te solicitan en el formulario de inscripción. Luego tienes que asociar tu cuenta bancaria a tu cuenta en PayPal, ellos te envían un código y tú lo activas: es seguro, yo lo he hecho y a día de hoy estoy encantado.

Una vez que ya tienes tu cuenta dada de alta y activada, con todos tus datos verificados y correctos, el servicio que le puedes dar a PayPal es infinito. Cuando entras a una página web cualquiera y decides hacer una compra, fíjate bien siempre hacer clic donde diga Pago por PayPal.

El resto es tan sencillo como poner tu dirección de correo electrónico y confirmar tu clave de usuario. En dependencia del tipo de banco que utilices, se te pedirá de un modo extra poner la clave de tu cuenta para confirmar que eres tú realmente el que haces la transferencia. De ahí, se produce el pago de modo inmediato y, lo más importante, es completamente gratis. No tienes que pagar comisión alguna por hacer este tipo de pago.

Si deseas profundizar aún más en el uso de esta cuenta online, la página web de PayPal ofrece todas las instrucciones necesarias para hacer un uso efectivo de su sistema, de este modo podrás aclarar todas tus dudas y si no ves lo que te preocupa puedes escribir directamente a su servicio de soporte técnico.

Además, PayPal está pensada además no sólo para hacer pagos de servicios o compras, sino también para cobrar por algo que tú hayas vendido o algún servicio que hayas realizado y necesites ingresar. PayPal está segmentada para uso de particulares y empresas, por lo que si tus aspiraciones son de realizar cualquier tipo de comercio online, que a su vez implica crear una tienda en la red, PayPal te ofrece la posibilidad de contar con sus servicios.

Recuerda, nunca reveles tus datos bancarios en Internet a nadie, si eres una persona que acostumbras a hacer compras online con mucha frecuencia, te recomiendo la utilización de este servicio de pago vía PayPal. Es seguro, rápido, global y lo más importante para estos tiempos, es gratis.