Compras internacionales y aduanas

Internet ha derribado fronteras desde muchos puntos de vista. Ahora es posible visitar una tienda de Singapur o de Nueva York y realizar compras mientras estamos cómodamente sentados en nuestro sofá de León.

Pero el transporte de las mercancías que hemos comprado se realiza por tierra y las fronteras entre países continúan vigentes, así como sus normas de comercio internacional y de paso por aduanas. Esto es algo que muchos internautas ignoran y un motivo de disgusto cuándo les solicitan el correspondiente pago de aranceles e impuestos para poder recoger sus compras.

Compras internacionales y aduanas

Toda la información en la Web de la Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria, en su página Web nos informa de esta obligación y de cómo debemos de proceder para conocer el valor real que tendremos que pagar por un producto y que este entre legalmente en España, con todo lo que eso supone.

En este enlace http://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/RSS/Todas_las_Novedades/Aduanas/Declaracion_de_compras_por_Internet_y_envios_de_particulares.shtml puedes encontrar la información completa  sobre los impresos que se deben de cubrir y los pagos que hay que abonar.

Para las compras a tiendas por Internet debemos de cubrir un impreso de declaración de importación (DUA) que podemos cubrir de manera gratuita y por Internet siempre y cuando tengamos el DNI digital o el certificado correspondiente.

En este impreso debemos de hacer constar el valor de la compra y proceder a abonar los aranceles, y el IVA, o el IGIC en Canarias, que corresponda a dicha compra. Las que tienen un valor igual o inferior a 22 euros están exentas de pago, pero igualmente deben de declararse.

Tampoco les corresponde pago de aranceles a las compras con un valor superior a 22 euros y hasta un máximo de 150 euros, pero en este caso si deben de pagar el IVA, que actualmente es de un 21%. Cuándo la compra supere los 150 euros, además de IVA está sujeta a unos aranceles del 2,5%.

¿Cuándo realizar el pago?

El modo habitual de procedimiento comienza cuándo el operador postal o de transporte recibe la mercancía en un punto llamado Almacén de Depósito Temporal (ADT), tras lo cual realiza la Declaración Sumaria de Depósito Temporal (DSDT). Aquí queda determinado el valor de la compra y los impuestos aplicables a la misma.

Tras este trámite se avisa al receptor de la compra de los trámites que puede realizar para presentar una DUA. Las opciones del comprador básicamente consisten en autorizar al mismo transportista para que la presente, contratar a un representante aduanero que lleve a cabo el trámite o presentarla uno mismo ya sea a través de la página Web o en persona en las oficinas aduaneras.

Tras este trámite la aduana le asignará un número y un circuito que puede ser  verde en caso de que todo esté correcto y se pueda retirar  la compra, o naranja/rojo si esta debe de ser revisada, en cuyo caso habrá que aguardar a que nos indiquen si todo está correcto o debemos de realizar algún otro trámite.