Cambia tu casa con un vinilo decorativo

En ocasiones, cambiar el estilo de una casa es caro y algo engorroso. Si tienes la idea de dar un toque diferente a algún espacio de tu casa, una buena opción puede ser un vinilo decorativo. Es una buena alternativa porque es barato, es fácil de colocar y además le da un aire nuevo a ese espacio que parecía muerto.

Existen en el mercado, diferentes estilos de vinilos decorativos: para cocinas, para habitaciones infantiles, para salones, para espejos….solamente tienes que buscar aquel que más te gusta y colocarlo tu mismo. En cualquier tienda de decoración o centros de bricolage puedes encontrar este tipo de adhesivos, pero si queréis tener una amplia gama y poder elegir, entonces, tenéis que visitar la web: www.televinilo.es.

Además de ofrecer un amplio surtido de vinilos, en estas fechas también han querido obsequiar a sus clientes con un 15% de descuento. Si estáis pensando en adquirir alguno, este puede ser un buen momento para ello. Si no teniáis esa idea en mente o pensabáis que estas cosas tan modernas eran caras, enseguida os daréis cuenta de que se pueden hacer cambios decorativos a precios interesantes.

babys room© Arsel – Fotolia.com

Vinilos personalizados e infantiles

Si estáis esperando un bebé y habéis empezado ya con la decoración de su habitación, podéis tener en cuenta la siguiente sugerencia. En esta web, además de tener vinilos específicos para dormitorios infantiles, también ofrece la opción de personalizarlos añadiendo su nombre o cambiando los colores.

La verdad es que en esta sección encontrará vinilos de todos los estilos y motivos. Si queremos recrear una selva, podemos poner unos leones en la Sabana. Si queremos que nuestra habitación parezca mágica, podemos colocar una hada con su varita. Si lo que nos gusta es la naturaleza y estar en contacto directo con ella, podemos colocar un árbol con mariposas alrededor, por ejemplo.

Para los profundos

Las letras con sentido se asocian a personas cultas, bien formadas, con capacidad para pensar… si somos amantes de las citas, frases, dichos, provervios… podemos poner nuestro favorito en la pared que más nos guste. Una buena cita, en el lugar adecuado, puede ser una gran fuente de inspiración.

No solamente muestra el tipo de pensamiento y nuestra personalidad, se puede convertir en un toque de distinción y elegancia. Eso sí, las falsedades en este caso no valen, lo más adecuado es elegir una frase que realmente refleje lo qué somos y cómo somos.